El Citroën Méhari cumple 50 años

Si sos fierrero, pero no tenés ni Toro ... no importa, igual sos bienvenido a compartir tu máquina con nosotros !!
Responder
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 26 May 2018, 08:33

Su historia en el mundo y en la Argentina
El Citroën Méhari cumple 50 años
https://www.clarin.com/autos/citroen-me ... bYNkX.html
El emblemático modelo fue lanzado en Europa en 1968 y aquí se fabricó desde 1971 hasta 1979.

Nació en mayo de 1968 y acompañó a la nueva generación hasta convertirse en una referencia mundial. Citroën preparó una nueva versión para rendirle homenaje. Conocé toda la historia.
http://parabrisas.perfil.com/2018/05/11 ... e-50-anos/

“Corre camarada, deja el viejo mundo detrás de ti”, decía en 1968 la generación joven que paralizó Francia en busca de mayores libertades. En mayo se sentaron las bases de una nueva ideología y Citroën aprovechó la revolución para lanzar el Mehari, símbolo de una camada que anhelaba libertad y disfrutar de la vida.

Cincuenta años después de la presentación en el golf de Deauville, este cabrio continúa siendo el modelo más icónico de la marca francesa a pesar de no ser el más vendido. Era un vehículo atípico para la época, desarrollado sobre la plataforma del Dyane 6. Tan simple que su ingeniosa carrocería de plástico ABS lo hacía muy liviano (no pesaba más de 525 kilos) e insensible a la corrosión.
De a poco se fue convirtiendo en una referencia para la sociedad. Hizo su propia carrera en el cine, el ejército lo preparó para convertirlo en un vehículo militar ligero todoterreno y hasta tuvo una fuerte presencia en el mundo del raid, sobre todo cuando en 1979 apareció la versión 4×4.

Aproximadamente se produjeron 145 mil unidades en veinte años. En la Argentina se fabricó en dos períodos diferentes: 3.997 unidades entre 1971 y 1980 mediante Citroën Argentina, y de 1984 a 1986, bajo la denominación Safari, por la empresa Industrias Emilio Sal Lari.
A fines de 2015, la marca quiso recuperar el vehículo para sus incondicionales y develó el e-Mehari, un cabrio diseñado para cuatro personas y con motorización eléctrica. Sencillo y austero, como en sus orígenes. Eso sí, las formas son ahora más cuadradas que rectangulares y añade a nivel tecnología la luz de conducción diurna de Led. Tiene una batería de ion-litio que le permite alcanzar los 195 kilómetros de autonomía, en tanto que alcanza una velocidad máxima de 110 km/h.

Ahora, para rendir homenaje por sus cincuenta años de historia, Citroën recurrió a Jean-Charles de Castellbajac (uno de los abanderados del movimiento de Mayo del 68) para concebir un Art Car e-Mehari, enfocado a la libertad y a la revolución de la libre expresión de los años 60.
Citroën Argentina aprovechó la estadía de los pilotos del equipo oficial de la marca en el WRC, Kris Meeke y Craig Breen, quienes disputaron en Córdoba la 38ª edición del Rally de Argentina, para celebrar este emblemático aniversario con un recorrido por las calles de la Ciudad de Buenos Aires a bordo de un clásico Mehari.

A continuación, todas las fechas importantes que convirtieron al Mehari en un referente social:

El 11 de mayo de 1968, se lanzó el Mehari en el golf de Deauville.
Octubre de 1968, primera participación en el Salón del Automóvil, Puerta de Versalles en París.
En 1969, el Mehari comienza su andadura en numerosos raids, entre ellos el Lieja-Dakar-Lieja.
En febrero de 1972, el Mehari lanza versiones para el ejército y la gendarmería.
Verano de 1978, primer papel en el cine en la serie Los Gendarmes con Louis de Funès.
Mayo de 1979, nacimiento de la versión 4X4, que sale en el reconocimiento del Rally París-Dakar.
En 1980, diez vehículos Mehari forman parte de la asistencia del París-Dakar.
En abril de 1981, el ejército homologa el modelo Citroën Mehari 4X4, como un vehículo militar ligero todoterreno.
En 1983, se estrena la serie limitada Azur (700 unidades) así como la serie ‘Plage’ (Playa) destinada a la Península Ibérica.
En 1987, finaliza la producción del Mehari después de 19 años de existencia y con alrededor de 145.000 unidades vendidas.
A finales de 2015, cerca de 30 años más tarde, Citroën desvela el e-Mehari, un digno heredero 100% eléctrico del Méhari de 1968.
En septiembre de 2017, lanzamiento de la edición limitada a 61 unidades del Citroën e-Mehari‘Styled by Courrèges’ como homenaje al año de creación de esta Maison, en 1961.
En enero de 2018, Citroën lanza el nuevo e-Mehari, que incorpora innovaciones técnicas, un nuevo diseño interior y una versión Hard Top que permite transformar el único cabrio de cuatro plazas eléctrico del mercado en una berlina, para poder rodar todo el año de forma divertida.
Mayo de 2018, 50 años después del Mehari original, Citroën presenta un Art Car e-Mehari, una obra única, colorida y optimista, diseñada por Jean- Charles de Castelbajac. Del 5 al 8 de mayo de 2018, el Méhari Club de Francia organiza un encuentro nacional en Amboise para celebrar los 50 años del vehículo. Se espera que asistan 280 vehículos y 600 coleccionistas
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 04 Jul 2019, 09:54

Citroën cumple 100 años
https://www.clarin.com/autos/citroen-cu ... vdVDd.html
y el auto de Mafalda todavía sigue vivo

Económico, confortable y de mecánica simple, el inolvidable 2CV supo conquistar mercados de todo el mundo. Acá, dejó de fabricarse hace 40 años.
Citroën fue fundada por André Citroën en París, Francia, en 1919. En sus 100 años de vida la marca ha sido reconocida por sus constantes innovaciones tecnológicas y por desarrollar vehículos populares –y otros no tanto- que sirvieron de inspiración para la industria automotriz en su conjunto.
Citroën nació como el tercer gran pilar de la industria automotriz francesa junto a Peugeot y Renault. Y a pesar de ser la más nueva de las tres supo destacarse por el desarrollo de la tracción delantera y la suspensión hidroneumática, entre otros hitos.
Además fue la primera marca europea en implementar el sistema de producción de autos en línea que había creado Henry Ford en Estados Unidos; modelo que luego fue imitado por otras marcas del Viejo Continente.
Más allá de esto, el concepto de André Citroën fue el de “democratizar” el mundo del automóvil, diseñando vehículos accesibles y líneas de crédito para facilitar su compra, algo que constituyó una revolución para la época.
Origen del logo

En 1900, André Citroën adquirió una patente en Polonia sobre el tamaño de los engranajes en forma de chevrón que se utilizaban en la industria harinera.

La dentadura específica de los engranajes helicoidales en forma de “V” invertida permitía que su funcionamiento fuera más suave, silencioso y eficaz.

Cuando André Citroën decidió fabricar automóviles en 1919 apostó por el logotipo con el que había triunfado: un chevrón doble para simbolizar dos piezas engrandas entre sí .

En total fueron nueve, siendo el más particular el de 1932, con un cisne nadando que representaba la introducción del motor flotante, una innovación tan importante que se convirtió en parte de la imagen de la marca.
Innovador y revolucionario

El máximo exponente de este concepto fue el Citroën 2CV, el modelo más exitoso de su historia. Con un estética muy criticada el 2CV fue presentado en el Salón del Automóvil de París de 1948.
Gustara o no era un vehículo distinto a cualquiera de aquella época. Su fama no fue puro invento. El mundo habló de su sistema de suspensión suave que favorecía el confort de marcha y de la sencillez de su mecánica. Eso, sumado al bajo costo de mantenimiento le permitió conquistar distintos mercados y movilizar a las masas por décadas. Así fue como llegó a nuestro mercado, promocionado como el primer auto chico de tracción delantera.

Pero el 2CV fue mucho más que eso. Fue el primer descapotable argentino de producción en serie y el primero que permitía desmontar las butacas para usarlas como asientos en un picnic. Y además, fue el auto del papá de “Mafalda”, la recordada historieta creada por Quino.
Sabías que...
el Citroën 2CV se fabricó en 15 países. La planta portuguesa de Mangualde mantuvo su producción hasta 1990.
Citroën en Argentina

Las primeras reseñas de la marca francesa en nuestro país se remontan a la década del 20, cuando fueron importados de forma particular algunos Type 10 HP y 5 HP. En 1931, Talleres Metalúrgicos San Martín tomó su representación, mientras que ocho años más tarde Citroën Francia instaló sus oficinas comerciales en Paseo Colón 464, Capital.
El inicio de su actividad industrial en el país se inició en 1960 a partir de la fiebre por el 2CV, cuyas primeras unidades habían empezado a importarse en 1956 de la mano del concesionario Staudt y Cía. ¿Pudo haber llegado antes? Sí, pero en aquel momento los vehículos que pesaban menos de una tonelada estaban gravados por un impuesto que hacía inviable su importación.
Los 100 primeros autos y 20 furgonetas 2CV AZU se ensamblaron en la planta de Jeppener, partido de Brandsen, con partes y conjuntos recibidos de Francia y Bélgica, entre ellos el motor y el capó, y luego su producción se trasladó a Barracas (Ciudad de Buenos Aires).

En 1961 se produjo una variante que acompañaría al modelo hasta el final de su producción: el 2CV del capó "paraguas". La mecánica era la misma que su antecesor, con la diferencia que los propulsores comenzaron a armarse en Argentina. El primero, de 425 cm3 y 12,5 HP, fue montado en diciembre de 1962.

A fines de 1963 se lanzó el 2CV AZLE (la "E" de Especial), que se caracterizó por ser el primero en tener la tercera ventana, anticipándose tres años de su par francés.
Otro detalle para destacar era la apertura del baúl conjuntamente con la parte de lona que contenía la luneta. Este sistema, llamado Hayón, consistía en una estructura de caño que unía ambas partes. Mecánicamente fue dotado del motor de 425 cm3 y 14 HP.
El último Citroën 2CV, el AZAM, fue presentado en marzo de 1966 y era la versión de lujo. Estrenó el motor A53 de 425 cm3 y 18 HP producto del cambio de las tapas de cilindro, un nuevo múltiple y carburador.

El habitáculo fue equipado con un nuevo tablero de instrumentos, tapizados de cuerina, volante de plástico y limpiaparabrisas eléctricos. También cambiaron las manijas de las puertas y en 1967 se incorporó la apertura de ventanas traseras. Este modelo también tuvo su versión económica (línea AZ), presentada en dos modelos: AZC, con embrague centrífugo, y AZC, con embrague mecánico.
En noviembre de 1969 Citroën lanzó el 3CV, un modelo que sólo se fabricó aquí ese nombre (en otros mercados siguió llamándose 2CV).

Por fuera, las únicas diferencias respecto del 2CV recaían en los faros traseros –eran los del Dyane 6 francés– y las luces de giro delanteras, de forma rectangular. La caja de velocidades era nacional y estaba basada en la del Ami 6. En 1970, la apertura de puertas pasó a ser convencional, tanto en los 2CV como los 3CV.

Este modelo fue equipado con el propulsor de 602 cm3 y 32 HP, el mismo que acompañó al resto de las versiones hasta que la compañía decidió abandonar el país en 1979 debido a la situación política del momento.
En total Citroën Argentina llegó a fabricar unas 170.590 unidades de "La Rana", como también se conoció a los 2CV y 3CV (autos y utilitarios), que representaron el 76% de los 223.442 vehículos producidos entre 1960 y 1979. Los otros modelos fueron el Ami 8 y el Méhari.

Según Alejandro Beiroa, presidente del Citroën Club Buenos Aires, entidad sin fines de lucro dedicada a preservar el patrimonio histórico de la marca, casi la totalidad de los 2CV y 3CV desaparecieron en el Plan Canje impulsado por el Gobierno en 1999 para reactivar la industria.
Segunda etapa

En 1997 la marca volvió a instalarse en el país cuando el grupo PSA tomó el 15% del capital de SEVEL (que llegó a 50% al año siguiente). El primer modelo en fabricarse, esta vez en la actual planta de Palomar, fue el utilitario Berlingo.

Luego, en 2007, tras una inversión de 450 millones de pesos sumó al mediano C4 a su línea de producción, primero en versión sedán y luego en variante cinco puertas.

De esta manera el C4 se convirtió en el primer auto (no utilitario) fabricado por la compañía en la argentina luego del 3CV.

Actualmente el modelo se comercializa como Citroën C4 Lounge, únicamente en carrocería cuatro puertas, siendo uno de los referentes de su segmento.

https://api.vodgc.net/player/v2/embed/p ... oplay=true
https://images.clarin.com/collections/g ... 706a58.gif

hay una imagen con un sistema donde se pueden escuchar los sonidos!!!!!!!!!!!
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 27 Jul 2019, 08:55

Historia
El simple pero efectivo sabotaje de Citroën al ejército nazi en la Segunda Guerra
Fue durante la ocupación en Francia, cuando las fábricas producían para los alemanes.
https://www.clarin.com/autos/simple-efe ... 06JWX.html

Con los festejos por los 100 años que está cumpliendo Citroën en este 2019, se vuelven a contar historias de los hechos, personajes y autos que construyeron la imagen que tiene el fabricante francés.

Y entre ellas aparece una que involucra a uno de los presidentes más importantes que tuvo la compañía, que terminó provocando un sabotaje simple pero de una efectividad altísima en contra del ejército nazi, durante la Segunda Guerra Mundial.
El personaje central de esta historia es Pierre-Jules Boulanger, un francés que empezó estudiando bellas artes pero que las urgencias económicas lo obligaron a dejar su formación y ponerse a trabajar.

Durante su período en el servicio militar, entre 1906 y 1908, conoció a Marcel Michelin, sobrino del fundador de la compañía de neumáticos, que sería clave para su futuro.

Pero antes, JPB, como lo llamaban sus colegas, fue convocado por el ejército francés para ir al frente en la Primera Guerra Mundial.Allí prestó servicio como fotógrafo aéreo con un alto desempeño, lo que le valió finalizar la campaña con el rango de capitán y recibir distintas condecoraciones, entre ellas, la de la Legión de Honor.

Recién después del conflicto pudo iniciar su carrera empresarial y lo hizo dentro de la empresa de neumáticos Michelin, reportando de forma directa al fundador y director, Edouard Michelin.

En 1934, Citroën estaba abrumada por las deudas y Michelin, uno de sus principales acreedores, pasa a ser su principal accionista y quien llevará las riendas del fabricante de autos en los años siguientes.

Pierre Michelin (segundo hijo de Edouard) es nombrado presidente pero fallece en 1937, y desde allí es Boulanger quien se pone al frente de marca del doble chevrón.Ya desde un año antes, Boulanger había sido el responsable de llevar adelante el proyecto de TPV (Très Petite Voiture, auto muy pequeño en francés), que daría vida, recién en 1948, al 2CV, el modelo que hizo popular a Citroën.

Es que la Segunda Guerra Mundial había estallado y con ella llegó la ocupación alemana sobre Francia. Eso también significaba que tenían control total sobre las fábricas, que seguían funcionando pero produciendo bajo órdenes del ejército alemán.Boulanger no podía negarse a construir para los nazis, pero su pasado militar lo llevó a elaborar una estrategia para contribuir de algún modo a la liberación de su país. Sus esfuerzos por sabotear la operación alemana están descriptos el libro Citroën 2CV, de John Reynold.

El primero de ellos fue establecer un proceso de producción muy pausado para construir los camiones que ordenaba el ejército alemán.

Pero el más genial de todos fue el que ordenó hacer en las varillas que indicaban el nivel de aceite en el motor. Ordenó que la marca de nivel máximo de aceite en el depósito se hiciera más abajo, para que una poca cantidad de lubricante indicara como si estuviera completo.Lo inteligente de esta decisión era que el desperfecto en el motor, que inevitablemente se iba a producir por la falta del lubricante que suaviza el rozamiento de piezas metálicas, recién llegaba a kilómetros de la fábrica. Y sin una causa aparente, ya que el indicado seguiría marcando una buena cantidad de aceite.Más adelante, cuando la resistencia francesa asalta el cuartel general de la Gestapo en París, según cuenta la publicación Core77, se descubre que el nombre de JPB figura entre los "Enemigos del Tercer Reich".

Boulanger dirigió Citroën hasta 1950, año en que murió en un accidente de tránsito. Tenía 65 años.
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Berna TSX
SENSEI
SENSEI
Mensajes: 1794
Registrado: 14 Mar 2014, 12:15
Ubicación: Taller CONCORDIA

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por Berna TSX » 27 Jul 2019, 10:38

mi hermano tiene un mehari... pero le cambiamos la mecanica
TORINO :tsx
Taller CONCORDIA Competicion!!
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 03 Ago 2019, 08:54

Los fanáticos del Citroen 2CV exhiben su amor ilimitado por el emblemático coche en Croacia
En la ciudad de Samobor, un pueblo medieval en las montañas bálticas, se celebra el 23º Encuentro Mundial 2CV, la reunión anual de los aficionados al fabricante de coches francés que coincide con el centenario de su fundación
https://www.infobae.com/america/fotos/2 ... n-croacia/

En la ciudad de Samobor, un pueblo medieval en las montañas al noroeste de Croacia, se celebra el 23º Encuentro Mundial 2CV, una reunión anual de los aficionados de Citroen desde el 30 de julio hasta el 4 de agosto.El evento dedicado al emblemático Citroen 2CV (en francés: deux chevaux vapeur, "dos caballos de vapor") coincide este año con el centenario de la fundación del fabricante francés de automóviles.El 2CV fue un automóvil de bajo coste producido por la marca francesa Citroën desde 1948 hasta 1990. Entre esos años se produjeron 3.872.583 unidades del del 2CV y 1.246.306 unidades con la carrocería furgoneta, lo que hace un total de 5.118.889 unidades fabricadas.
Desde el año 1975, los fanáticos del popular Citroen 2cv organizan encuentros mundiales con el objetivo de preservar el culto y el valor histórico de la industria automotriz.
Durante el evento, se celebran muchas competencias de pilotaje, offroad y cross country. También es una gran oportunidad para conocer gente, intercambiar experiencias y comprar repuestos.
El Citroën 2CV es sin duda un hito importante en la historia del automóvil. Su difusión por todas partes del mundo le ha convertido en el hito del automóvil económico por excelencia.
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 24 Sep 2019, 07:59

Una rara avis busca casa: a la venta un Citröen 2CV Sahara de 1965 que recorrió África huyendo de la guerra
https://www.motorpasion.com/clasicos/un ... -la-guerra

Una vez más se nos descubre uno de esos coches cuyo valor reside no en sus prestaciones, sino en la rareza del modelo y en la historia que tiene detrás. Una casa de subastas pondrá a la venta en abril un Citröen 2 CV Sahara de 1965 restaurado, por un precio que ronda las 65.000 libras, alrededor de 77.900 euros, y que casi con total seguridad será superado con creces.

Este clásico, del que se dice que solo quedan 100 ejemplares, se mueve gracias a dos motores, uno delantero y otro trasero de 425 cc y que le aportan 24 CV. La subasta, que tendrá lugar en Birmingham, Reino Unido, va a despertar mucha expectación, sobretodo teniendo en cuenta que el último Citröen 2CV que se subastó hace un año alcanzó la cifra de 172.840 euros, y que este en concreto ha cruzado el Sahara dos veces.
Este modelo en particular fue entregado en Nigeria en diciembre de 1965 y registrado por primera vez por un antropólogo inglés que trabajaba en una universidad de investigación del gobierno nigeriano, en Zaria. Se cree que lo adquirió para viajar a pueblos remotos porque se dio cuenta de que si usaba un Land Rover, la población pensaría que trabajaba como inspector para el gobierno, así que pensó que un 2CV resultaría menos amenazante para desempeñar su trabajo.
El coche cuenta con dos motores de 425 cc (uno delantero y otro trasero) mecánicamente independientes y dos depósitos de gasolina que se sitúan bajo los asientos delanteros.
Cuando irrumpió la guerra civil nigeriana en 1967, empezó a hacer planes para volver a casa en su Citröen. Comenzó así un fascinante viaje de más de 1.600 kilómetros a través del desierto del Sahara, cargando con la máxima cantidad de combustible y agua que le fue posible y pasando por tormentas de arena y varias averías. Demostró lo que este 4x4 era capaz de hacer hace medio siglo.
El modelo fue concebido para su uso en las colonias francesas en el norte de África. Se presentó en el Salón de París de 1958 y se comercializó a partir de 1960. De 1962 en adelante pasó a llamarse Citroën 2CV 4x4
Después de dos años, el coche realizó su segundo viaje por el Sahara: fue vendido por su segundo dueño en los 70, un doctor que trabajaba en la misma universidad que el anterior propietario. Una década después, el destino (o la casualidad) quiso que aquel antropólogo inglés que lo compró lo encontrara en un viaje a Nigeria. Tras ver que su estado era bueno pero casi abandonado, se lo volvió a llevar a Reino Unido para restaurarlo.
La dificultad de encontrar las piezas necesarias hizo que en 1981 el 2CV fuera vendido por su último y actual dueño, que lo restauró por completo en 2012. Ahora lo vende, y aunque una restauración pueda quitarle algo de valor, dado que solamente se fabricaron 694 unidades entre 1960 y 1966, se vaticina una puja reñida.


Fábrica de Citroen de Vigo y demostración del 2CV Sahara 4x4 con dos motores -- 1961 (No-Do)

Citroen 2CV Sahara - CZ

Citroën 2CV Sahara 4x4
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 24 Sep 2019, 08:14

No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 27 Jun 2020, 10:01

La historia del escultor italiano que se fugó a París por amor y creó el 2CV
Flaminio Bertoni abandonó su taller de Varese para vivir junto a la joven que era el amor de su vida. Le pidió trabajo a André Citroën, y en la marca creó algunos de los vehículo más emblemáticos de la industria, entre ellos la popular "Rana"
https://www.infobae.com/autos/2020/06/2 ... eo-el-2cv/

Cuando el amor golpeó la puerta de Flaminio Bertoni, el escultor ya tenía 28 años y un talento inusual. El joven italiano había perdido a su padre a los 15 años, lo que hizo que tempranamente entrara como aprendiz en la empresa Carrozzeria Macchi de Varese, su ciudad natal. Allí dio sus primeros pasos en el taller de carpintería, pero luego pasó al departamento de hojalatería. El destino empezaba a jugarle a favor de lo que vendría.Por otra parte, Bertoni nunca se apartó de su vocación artística y logró matricularse en la Escuela de Bellas Artes. Con algún prototipo de diseño propio a cuestas, empezaba a darle forma a su taller en el Norte de Italia y hasta podría haber sido uno más de los tantos carroceros de la península que le aportaron creatividad a la pujante industria automotriz. Pero el amor pudo más.

La joven Giovanna Barcella apareció entonces en la vida de Bertoni y el escultor sintió que había encontrado el amor de su vida. No coincidía su madre con aquella relación tan repentina y pasional. Imaginaba que Flaminio debía construir su futuro junto a una prima de la familia, tal cual las costumbres de aquella época. Nada más alejado de la realidad: el joven artista cerró su taller, tomó sus proyectos y huyó con Giovanna a París, donde ya había hecho contactos gracias a su virtuoso portfolio como dibujante.

Fue recomendado por algunos amigos para presentarse nada menos que ante André Citroën, uno de los fabricantes más importante de la época. El constructor francés lo contrató en abril de 1932, dos días después del nacimiento de Leornardo, el primer hijo de Flaminio y Giovanna. Al poco tiempo Bertoni ya era nombrado jefe de Diseño de Citroën, cargo que ocupó hasta su muerte en 1964. En ese lapso, la creatividad y el talento del escultor italiano le dejaron a la marca francesa algunas de su creaciones más icónicas y rutilantes.
Lo primero que realizó Bertoni fue crear un doble chevron de grandes dimensiones para la parrilla del Citroën Rosalie, un modelo ya existente, para mostrar con mayor orgullo a la marca. Luego llegó el primer desafío integral para el desarrollo de un automóvil: había que diseñar y lanzar un vehículo económico, confortable e innovador. Numerosos proyectos del modelo que debía asegurar el futuro de la marca ya habían sido descartados por el constructor francés por deficientes. Bertoni, entonces, mandó a contratar a un ingeniero aeronáutico, André Lefebvre, con el que formó una dupla exitosa. Lefebvre se encargó de desarrollar la mecánica del modelo y Bertoni fue el responsable de trabajar en la habitabilidad, la ligereza de la carrocería y la aerodinámica. Resultó el nacimiento, nada menos, del revolucionario e histórico Traction Avant, un éxito de ventas para Citroën.“Hay que crear un vehículo que sirva para que los campesinos franceses se motoricen y cambien el carro o la mula por un automóvil”. Aquella premisa del director de la Oficina de Estudios de la marca fue el siguiente objetivo del tándem Bertoni-Lefebvre. Inmediatamente se pusieron a trabajar en el proyecto denominado TPV (Très Petite Voiture, Coche Muy Pequeño). Para entonces el escultor italiano ya había revolucionado el campo del diseño de automóviles: no presentaba sus proyectos en planos, sino que los moldeaba en maquetas de arcilla, a partir de sus habilidades como escultor.

El TPV debía reunir varios requisitos para poder motorizar a los campesinos, desde transportar huevos sin que se rompieran, hasta cargar todo tipo de mercaderías para llevar de las campiñas a la ciudad. Además, tenía que ser fácil de conducir por alguien sin experiencia, no podía ser costoso de mantener y debía consumir poco. Por supuesto, también, estaban obligados a concebirlo con el ADN de la compañía: la tracción delantera.

Citroën no reparó en gastos para movilizar aquel proyecto y en septiembre de 1939 ya había terminado 250 unidades del flamante modelo en su fábrica de Levallois-Perret. Estaba armado con una carrocería de aluminio ondulado, techo de tela, motor de 375 cm3 y 8 CV refrigerado con agua, arranque con manivela y un solo faro. Las autoridades francesas ya habían autorizado su venta, pero la Segunda Guerra Mundial puso en pausa el lanzamiento.
Luego de la Guerra, los procesos para presentar finalmente el TPV se aceleraron: Francia había soportado cuatro años de ocupación y debía enfrentar su reconstrucción luego de haber perdido gran parte de su parque móvil. La puesta en marcha del proyecto acarreó algunas modificaciones. Inspirándose en la motocicleta de Bertoni, el ingeniero Walter Becchia desarrolló el motor bicilíndrico refrigerado por aire, que sería luego una de las características esenciales y más trascendentes del modelo. También se cambió la suspensión por otro sistema más moderno con muelles helicoidales y amortiguadores de fricción.El Citroën 2CV se presentó al público en el Salón de París de 1948, pero se empezó a vender a partir de julio de 1949. Aunque la prensa lo castigó duro, el público rápidamente lo adoptó como una solución para la movilidad que requería la época: inicialmente hubo hasta tres años de espera para los pedidos de compra. El 2CV se desenvolvía muy bien en ciudad, andaba sin problemas en caminos de tierra, servía para el campo, era espacioso y con cuatro puertas, y resultaba súper económico.El 2CV empezó a desandar el camino que lo llevó a convertirse en mito y que, años más tarde, en 1966, lo trajo también a la Argentina para convertirse en un ícono popular. Mientras tanto, Bertoni junto a Lefebvre se anotaron otro hito: el DS Tiburón, un vehículo extraordinario que inauguró una nueva era en la industria. Aquel modelo ofrecía un confort de marcha fuera de serie gracias a su esquema de suspensión y su dirección asistida. La lograda aerodinámica le permitía conseguir mayor velocidad y le aseguraba menor ruido en el habitáculo a los ocupantes. Además, le sobraban virtudes: la concepción interior, el diseño y sus innovaciones fueron referencia para la industria durante años.Entre otras distinciones, en 1999 el DS fue elegido como “Mejor objeto de diseño mundial del siglo XX”. Y el 2CV aún hoy es uno de los autos más populares y emblemáticos de la historia del automóvil. Pero la visión de André Citroën y el talento inigualable de Bertoni tal vez no hubieran sido suficientes sin aquel amor incontenible por Giovanna.
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 6256
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El Citroën Méhari cumple 50 años

Mensaje por alejandromp71 » 27 Jul 2020, 07:42

A 30 años del adiós al Citroën 2CV, el carismático auto popular que era difícil de volcar
El 27 de julio de 1990 dejó de fabricarse uno de los autos más importantes de la historia. Nació como un modelo para el pueblo francés, pero trascendió en todo el mundo. Y tuvo mucho arraigo en la Argentina, donde se fabricó durante casi 20 años
https://www.infobae.com/autos/2020/07/2 ... de-volcar/



El fin de una era, el nacimiento del mito. El 27 de julio de 1990, en la planta de Citroën en Portugal salió de la línea de montaje el último 2CV. Un final anunciado ante la evolución incontenible de la industria, pero no más que eso. La historia hasta entonces escrita por uno de los autos más importantes del siglo iba a trascender cualquier medida de producción. El camino recorrido por el 2CV desde su aparición ante las luces del Salón de París en 1948 ya le había garantizado el aura de leyenda. Lo del 27 de julio, entonces, más que un adiós fue, nada menos, su merecido ingreso al Olimpo automotor. Un pasaje al reconocimiento eterno.

Existe un prólogo en la exquisita historia del Citroën 2CV. La década del 30 se presentaba turbulenta tanto para Europa como también para incipiente Citroën. A pesar de haber lanzado en 1934 el Traction Avant, un modelo revolucionario y su primer gran éxito, la marca francesa aún debía consolidarse como empresa económicamente viable. El ingeniero André Lefebvre y el diseñador italiano Flaminio Bertoni ya formaban una dupla clave en aquellos años para la firma: habían sido los responsables del Traction Avant y a ellos se les encargó el proyecto de trabajar en un auto para el pueblo francés, barato y fácil de manejar y mantener.
Hay que crear un vehículo que sirva para que los campesinos franceses se motoricen y cambien el carro o la mula por un automóvil”. La premisa de la compañía estaba estrechamente ligada al afán de su fundador, André Citroën, de replicar en Europa lo que Henry Ford había hecho en Estados Unidos con el Ford T. De hecho, Citroën fue la primera marca europea en implementar el sistema de producción de autos en línea que había creado Ford años antes.TPV (Toute Petite Voiture, en francés) fue la sigla que definió el proyecto y bajo la cual el 2CV empezó a tomar forma. El primer prototipo estuvo listo en 1937, entonces la marca compró un campo a 100 kilómetros de París para realizar las pruebas iniciales. Al cabo de dos años se llegaron a hacer unas 250 unidades armadas con una carrocería de aluminio ondulado, techo de tela, motor de 375 cm3 y 8 caballos de fuerza refrigerado con agua, arranque con manivela y un solo faro. Las autoridades francesas ya habían autorizado su venta, y la firma pensaba lanzarlo aquel mismo año. Pero el inicio de la Segunda Guerra Mundial interrumpió el proyecto.Durante la Guerra la mayoría de los prototipos y los planos fueron destruidos para que no terminaran en mano de los nazis. Además, la planta donde iba a montarse el 2CV fue utilizada por el ejército para fabricar armamento y vehículos militares. De aquellos ejemplares iniciales, sólo se resguardaron algunos, y de hecho el director de la firma continuó trabajando en el proyecto. El ejemplar que se mantuvo fue un 2CV monofaro, denominado “El Cíclope”. Sucede que, en un principio, el modelo había sido diseñado con una sola luz, inicialmente colocada sobre el capó y luego del lado izquierdo del mismo para que el tránsito que circulaba en sentido contrario no confundiera el auto con una moto.Con el fin de la Segunda Guerra también llegó el momento de recomponer la infraestructura y la movilidad de los países golpeados por la contienda. Aquello no hizo más que apurar el lanzamiento del auto del pueblo francés. En la 35ª edición del Salón de Autos de París, en 1948, Citroën finalmente presenta el primer 2CV de la historia. No fueron muchos los que supieron interpretarlo desde el inicio como una solución interesante. La prensa, incluso, lo castigó fuerte. De todas maneras, en 1939 la marca empezó su producción en serie en una decisión que rápidamente fue correspondida por el público: inicialmente hubo hasta tres años de espera para los pedidos de compra.Aquel primer 2CV había recibido algunas modificaciones oportunas durante los años de guerra. Se le introdujo un motor refrigerado por aire, mejores asientos, se cambió el aluminio por acero en su carrocería y se le agregó el segundo faro, lo que redondeó la personalidad con la que el modelo se mantuvo inalterable durante más de 40 años. Con valores distantes del lujo y la velocidad, pero con altísimos parámetros de practicidad y confiabilidad, el Citroën 2CV conquistó millones de personas alrededor del mundo. Aunque contaba con un esquema de suspensiones simple, su aporte técnico rápidamente lo hizo famoso por una virtud muy particular: podía inclinarse, pero era muy difícil que volcara. Y con aquel ADN también dio origen a una familia de modelos basados en su concepto mixto de simpleza y efectividad: el Mehari, los Ami, y la Citroneta.


Llega a la Argentina el primer auto chico de tracción delantera

Las primeras noticias del 2CV en la Argentina empezaron a trascender en 1956. A partir de aquel año, el concesionario Staudt y Cía comenzó a importar las primeras unidades. Y luego en 1960, tras la fundación de Citroën Argentina Sociedad Anónima un año antes, comienzan a ensamblarse los vehículos 2CV AZL en la planta de Jeppener, partido de Brandsen. Era una fábrica de máquinas de coser, Pfaff Bromberg S.A.I.C., mecanizada y muy avanzada para la época. Aquella planta funcionó para Citroën hasta el año 1980.
En 1961 los motores también empiezan a armarse en Argentina, el primero de 425 cm3 y 12,5 CV se incorporó en 1962. Aquel 2CV, además, tenía el tradicional techo de lona, el “paraguas” con el que se lo conoció hasta el final de su producción. En 1963 surge el 2CV AZLE (la “E” de Especial), el primero en sumar la tercera ventana. Para 1966 Citroën ya había producido 30.000 unidades del 2CV y lanza el AZAM, una versión de “lujo”, con motor de 425 cm3 y 18 CV. El habitáculo mejoraba con un nuevo tablero de instrumentos, tapizados de cuerina y limpiaparabrisas eléctrico.
En noviembre de 1969 aparece el 3CV, un modelo que solamente se comercializó aquí con ese nombre porque en el resto de los países siguió llamándose 2CV. Por fuera, las únicas diferencias eran los faros traseros –tenía los del Dyane 6 francés– y las luces de giro delanteras, de forma rectangular. Luego, en 1970, incorporó la apertura de puertas convencional. Aquel 3CV del 69 tenía un motor de 602 cm3 y 32 CV que se mantuvo para el resto de las versiones hasta que Citroën abandonó el país en 1979 debido a la situación política y económica.


Una familia de modelos con el mismo ADN de practicidad

En el segundo año de producción del Citroën popular, en 1950, aparece en la nueva edición del Salón de París el 2CV Furgoneta. Fue concebido como una herramienta para que los granjeros pudieran transportar sus cargas, siempre manteniendo los bajos niveles de consumo y mantenimiento. Tenía suspensión con resortes helicoidales y amortiguadores de fricción, podía transportar una carga de 500 kilos y se estima que se fabricaron más de 1,2 millones de unidades en todo el mundo. Un pionero entre los vehículos utilitarios. En la Argentina la furgoneta empezó a fabricarse en 1967: fue la versión ENTEL, para la empresa estatal que manejaba los teléfonos.
Diseñado para el mercado sudamericano, el Mehari también se comercializó en Francia, España y Portugal. Por su carrocería de fibra de vidrio se transformó rápidamente un vehículo elegido para moverse en zonas rurales o de playa. Se lanzó en 1968 y se mantuvo en producción hasta 1998. Aquella estructura se fabricaba en Uruguay para luego ensamblar el modelo en Argentina, donde apareció en 1971.
En 1970, Citroën Argentina incorpora a su producción el Ami 8 Club, con la misma mecánica del 3CV, pero con algo más de potencia (35 CV) que conseguía por la incorporación de un nuevo carburador. Era un auto más familiar que competía directamente con el Renault 6 y el Fiat 128.
En 1960 irrumpió uno de los modelos más extravagantes de la historia de “la Rana”, como se le decía. Se trató del 2CV Sahara, una versión con sistema de tracción en las cuatro ruedas. Aquel modelo contaba con dos motores de 12 CV, uno en cada eje y dos tanques de combustible. Fue diseñado para utilizarse en las colonias francesas de África y cautivó a un gran número de entusiastas de los 4×4.
Camaleónico, el 2CV tuvo el don de conquistar con el encanto de lo práctico. Fue un carismático compañero de aventuras del queridísimo Tintín, personaje universal de Hergé, y en Argentina, de la inolvidable Mafalda. Aquí Citroën fabricó más 170.000 unidades, en el mundo fueron millones los aficionados que sucumbieron ante su sencillez. Por eso es uno de los autos más importantes de todos los tiempos. Por eso será siempre eterno.

Citroen 2CV coche mitico al servicio del medio rural

Comercial Citroën 2CV, América Latina 1964, versión para televisión blanco y negro
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Responder