El PLACER DE ESCUCHAR... el Ing Pronello nos cuenta como surgió la Liebre 1 y medio

Acá podrás conocer en detalle la historia deportiva del Torino en todas las especialidades donde participó. También encontrarás notas de interés acerca del mismo, sus pilotos, y preparadores.
Responder
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 7849
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El PLACER DE ESCUCHAR... el Ing Pronello nos cuenta como surgió la Liebre 1 y medio

Mensaje por alejandromp71 » 16 Nov 2023, 07:15

Huayra Pronello Ford: "La sensación argentina"
La prestigiosa revista "Classic & Sports Car" dedicó un artículo especial al auto que sorprendió a Goodwood. El texto completo.
https://ar.motor1.com/news/696345/huayr ... ports-car/

Texto de Mick Walsh

Fotos de John Bradshaw y Emmanouel Tzevelekakis

Nota publicada originalmente en la revista "Classic & Sports Car".
La fiebre del automovilismo en todo el mundo ha producido algunos campeonatos nacionales especiales, y ninguno más especial que en Argentina. Una de las series de carreras más espectaculares de Sudamérica fue el efímero Sport Prototipo Argentino, que entre 1969 y 1973 produjo algunos de los autos de carreras de aspecto más salvaje.

Con techos abombados para cumplir las extrañas normativas de altura, carrocerías aerodinámicas con atrevidas extensiones y precarias alas aerodinámicas, estas máquinas con motor delantero y motor V8 parecían más bien autos de juguete a escala real.

Luego estaban los nombres: Chevun, Liebre, Poto, Numa y Baufer, que hacían que la lista de inscriptos de la serie sonara como un marcador de juegos online. Pero en esta dramática serie participaron diseñadores visionarios como Oreste Berta, que más tarde fue invitado a los 1.000 Kilómetros de Nürburgring con el prototipo LR de su equipo, y Heriberto Pronello, un talentoso especialista en aerodinámica.

En su país, estos nuevos prototipos fueron portada de la revista Parabrisas Corsa, pero fuera de la República Argentina los autos y sus ases apenas tuvieron repercusión en Europa, salvo en reportajes sobre la estrella emergente Carlos Reutemann.

Por eso, la sorpresiva inscripción de un sensacional coupé Huayra Pronello Ford en el Festival de la Velocidad de Goodwood de este año, en julio, llevó a los entusiastas fascinados a buscar en Google la serie Sport Prototipo, y muchos votaron al prototipo de 320 km/h restaurado como su "auto favorito" del evento.

La génesis de este GT desarrollado desde el primer boceto y de la serie Sport Prototipo fue el lanzamiento del IKA (Industrias Kaiser Argentina) Torino, una coupé de culto que se convirtió en "el Mustang del Hemisferio Sur". Rápidamente, el Torino de seis cilindros en línea pasó a competir en la popular serie Turismo Carretera (TC).

El reglamento permitía realizar grandes modificaciones, incluso en la carrocería, y el constructor IKA, deseoso de avivar el interés por el modelo, creó un equipo de trabajo y contrató a Berta y Pronello. El reglamento abierto hizo que las especificaciones y el rendimiento evolucionasen rápidamente, mucho más allá del espíritu original de la serie de autos de producción que representaba el TC. Y, tras varios accidentes mortales, IKA retiró su participación como fábrica.

La presión popular hizo que los organizadores cambiaran el reglamento del TC por uno más basado en los autos de producción. Sin embargo, para dar cabida a las creaciones más extremas, en 1969 el Automóvil Club Argentino lanzó un campeonato totalmente nuevo titulado "Sport Prototipo Argentino".

IKA siguió involucrada, pero ahora de forma no oficial a través de Pronello, que estaba decidido a desarrollar sus atrevidos diseños. Estos trabajos habían comenzado en 1965 con sus autos de carreras "Liebre", con base en Torino, que habían resultado dominantes para los campeones de TC alcanzados por Eduardo Copello y Gastón Perkins.

Para su siguiente auto, Pronello diseñó un robusto chasis espacial para montar un Ford V8 de 4 litros y 320 CV, acoplado a una caja ZF de cuatro velocidades no sincronizada. Con frenos de disco y suspensión totalmente independiente, el GT de Pronello estaba muy lejos del Torino de producción.

La característica más espectacular del nuevo auto de Pronello era la aerodinámica carrocería de fibra de vidrio, que se había perfeccionado tras las pruebas en el túnel de viento con un modelo a quinta escala. Se probaron varias ayudas aerodinámicas, incluyendo un ala alta estilo "Chaparral" y una extensión de cola Kamm desmontable. Debido al moldeado hermético de la carrocería trasera, esta sección tuvo que fijarse desde el interior de la cabina, con una herramienta especial.

Las características distintivas incluían un parabrisas envolvente de estilo aeronáutico, puertas de "alas de gaviota" y un techo de al menos 1.100 mm de altura, para cumplir con el reglamento.

Una gran caja "Ram-Air" cubría los sobresalientes carburadores Weber cuádruples, que se situaban por encima de la perfilada línea del ala del Pronello. El diseño original era más bajo y, en años posteriores, la parte superior se cortaría cuando se relajó el reglamento para incluir las barchettas y ayudar a aumentar las inscripciones. Este bólido se bautizó como "Huayra" (pronunciado "wai-rah"), un antiguo nombre dado al dios andino asociado con los vientos. Horacio Pagani también lo adoptaría para su superauto de 350 km/h, 40 años después.

El Huayra Pronello Ford salió del taller de Villa Nueva en 1969. Los retrasos en los cuarteles secretos de Córdoba hicieron que debutara a finales de la temporada inaugural del Sport Prototipo de 1969, en el circuito local del equipo, el Autódromo Oscar Cabalén, rebautizado así en honor al as argentino que murió en 1967 mientras probaba un prototipo de Ford. Los cupés azules de Pronello, bellamente preparadas, atrajeron a una gran multitud para la cuarta ronda de la nueva serie. Al salir del box, los pilotos Carlos Reutemann y Carlos Pasqualini se mostraron muy rápidos.

Aunque su rival Luis Rubén di Palma se hizo con la pole en los entrenamientos, los pilotos del Huayra marcaron los mismos tiempos para acompañar al Berta Tornado en la primera fila, un récord que mantendrían en todas las pruebas del Sport Prototipo en las que participaron ese año.

"Picho' Pasqualini lideró la carrera inaugural desde el principio, para alegría de los aficionados de Ford, pero tras 10 vueltas se retiró con problemas de frenos, mientras que "Lole" Reutemann se retiró más tarde en tercera posición.

De vuelta al taller de Villa Nueva, el pequeño equipo trabajó sin descanso para resolver los problemas del Huayra de cara a la siguiente carrera, en el óvalo de 4.6 kilómetros de Rafaela. En el trazado más rápido de Argentina, el trabajo aerodinámico de Pronello fue decisivo para que el Huayra rugiera en las curvas peraltadas. Aquel día, nada pudo igualar a Reutemann y Pasqualini en la práctica, y las mediciones confirmaron velocidades cercanas a los 300 km/h. Temiendo que las ventanillas laterales se salieran a alta velocidad, el equipo las fijó con cinta adhesiva para la carrera.

Reutemann batió a su compañero de equipo por sólo 0.7 segundos y se hizo con la pole, pero Lole, descontento con el pilotaje, pidió cambiar de auto, una decisión de la que luego se arrepentiría. Desde la salida, la pareja de Huayra encabezada por Reutemann sacó una gran ventaja, pero a mitad de la primera carrera el frustrado líder perdió potencia y se retiró. Pasqualini tomó el control y desde entonces dominó las dos carreras de 40 vueltas, con el Baufer-Dodge de Juan Bordeu como único rival descolgado en la meta.

"Recuerdo que entrábamos en las curvas a casi 300 km/h, pero el Huayra se agarraba muy bien", cuenta Picho. "El coche se sentía perfectamente equilibrado, doblaba y frenaba impecablemente. Sin duda, ese día fue la victoria más importante de mi carrera".

Justo cuando el equipo se sentía confiado de cara a la temporada que se avecinaba, llegó la noticia de que Ford había decidido construir y vender motores a otros equipos de Sport Prototipo. Durante el resto de la nueva serie, el Huayra fue siempre el más rápido en los entrenamientos, pero sufrió problemas mecánicos cuando el motor se puso al límite mientras luchaba por el liderazgo. El bloque en Y de Ford, muy modificado, se había reducido a una unidad de 4 litros, con cuatro Webers 48/48 IDF de aspiración descendente que producían 430 CV. Si el equipo de Pronello hubiera conservado el uso exclusivo del Ford V8, la historia de una única victoria registrada del Huayra podría haber sido muy diferente.

La serie Sport Prototipo fue una idea audaz, pero pocos equipos privados podían permitirse el presupuesto necesario para desarrollar deportivos tan radicales, y las parrillas de largada durante sus cinco años de existencia rara vez alcanzaron los 20 participantes. La política socialista argentina restringió también las importaciones y, con menos participantes, el ACA canceló la serie en 1973.

Como muchos argentinos aficionados al automovilismo, Ricardo Zeziola estaba fascinado por la serie Sport Prototipo y, en particular, por los diseños de Heriberto Pronello. En 1996, Ricardo empezó a restaurar un Halcón-Ford Turismo Carretera de carreras y, tras tres años de reconstrucción, el proyecto ganó el premio a la mejor restauración en Autoclásica 1999, la principal exposición de vehículos clásicos de Argentina.

El Halcón creó un torrente de nostalgia y empezaron a reaparecer otros autos, pero pasaron otros cinco años antes de que Ricardo descubriera el renombrado Huayra. Se creía que los dos Sports Prototipo estaban perdidos desde hacía tiempo, pero entonces llegó la noticia de que uno de los autos se había encontrado abandonado en Córdoba. Inmediatamente se puso en contacto con el entonces septuagenario Pronello, que se mostró igual de entusiasmado con el redescubierto superviviente.

Durante los cinco años que duró la restauración, Pronello se involucró de nuevo con el Chasis 002 y el Huayra, meticulosamente reconstruido, ganó el premio a la restauración del año en Autoclásica 2010. Entre los momentos más destacados posteriores a la reconstrucción se incluye la presentación del auto a Reutemann, por entonces un respetado gobernador de Santa Fe, no muy lejos de Rafaela. En la reunión, el 12 veces ganador de carreras de F1 se contorsionó en el asiento del conductor, que siempre fue un apretujado incluso en 1969. Al arrancar el potente V8 de 430 CV, el famoso piloto esbozó una amplia sonrisa.

En 2022, el Huayra volvió a Autoclásica para un homenaje especial a Reutemann, fallecido en 2021, donde el restaurador Zeziola, en conversación con el ingeniero de Fórmula 1, Sergio Rinland, tuvo la idea soñada de inscribir el prototipo en el Festival de Velocidad de Goodwood.

Lamentablemente, por razones de salud Pronello no pudo acompañar al Huayra en su primer viaje fuera de Argentina, pero la coupé "Ocean Blue" atrajo a grandes multitudes durante todo el fin de semana del evento. Pocos días antes del Festival, el Huayra se dirigió a Northamptonshire para realizar un fascinante experimento aerodinámico en el Centro de Innovación de Catesby. En 2017, después de 50 años abandonado, el antiguo paso subterráneo del ferrocarril Great Central, de 2.740 m de largo y 8 m de ancho, se convirtió en un túnel de viento.

Impulsado por Rinland, antiguo diseñador de Brabham y Sauber F1, en el ensayo participaron estudiantes de ingeniería de la Universidad Oxford Brookes y el ex aerodinamista de Ferrari, Willem Toet. Como estudiante en los años 60, Rinland conocía las pruebas originales de Pronello en el túnel de viento y estaba deseando investigar las innovadoras ideas del "efecto suelo" del Huayra.

A primera hora de la mañana, los estudiantes colocaron cuidadosamente sensores de presión en la inmaculada carrocería de fibra de vidrio y, con el equipo de pruebas apiñado en la estrecha cabina, el Huayra subió rugiendo por la histórica pendiente de 1:176 del túnel. Se probaron varias configuraciones de carrocería, incluida una extensión de cola larga.

Con sensores de presión en la carrocería de fibra de vidrio y el equipo de pruebas hacinado en el estrecho habitáculo, el Huayra rugió en la histórica pendiente del túnel. Rinland está entusiasmado con las instalaciones: "Es un lugar estupendo para confirmar las características aerodinámicas de un auto histórico, de forma divertida y barata".

"Con el radiador, la caja de cambios y el motor funcionando a temperaturas adecuadas, y una superficie lisa sin variables ambientales exteriores, recogimos unos datos fascinantes con una repetibilidad fenomenal", explicó Rinland.

El nombre del Huayra fue sugerido al diseñador Pronello por un amigo artista tras ver su modelo a escala en el túnel de viento de la Escuela de Ingeniería Aeronáutica de la Fuerza Aérea Argentina en Córdoba. "Es un coche impresionante", dice entusiasmado Willem. "La forma superior es resbaladiza y el fondo plano con difusor le daba bastante ventaja. Tiene una relación de dilatación que lo acerca asombrosamente a la carga aerodinámica máxima", agregó.

Por los puntos de presión registrados y distribuidos por la carrocería del Huayra, la prueba de Catesby confirmó la eficacia de las ideas de Pronello. Deseoso de aprovechar al máximo la visita del coche al Reino Unido, Ricardo también aceptó una invitación a la Embajada Argentina en Londres. Exhibido sobre una alfombra roja, el autos de carreras V8 hizo una demostración especial a la hora del almuerzo, y su rugido resonó por las calles de Belgravia, para sorpresa de los residentes. Pero lo más destacado de la reunión londinense fue el emotivo encuentro con el diseñador del Huayra, de 84 años de edad, en una videoconferencia desde Buenos Aires.

Tras la cancelación de la serie Sports Prototipo, Heriberto Pronello se alejó del automovilismo para dedicarse a la ingeniería militar y la robótica industrial. Pero en 2009, el inconformista diseñador se asoció con Leonardo Monti para volver a la competición, cuando le encargaron el co-diseño de otro "Liebre", para competir en el Rally Dakar Argentina-Chile 2010. Cuatro décadas después de sus legendarios GT, el espectacular y ligero todoterreno de 3 litros tenía el inconfundible perfil de Pronello.

Por desgracia, este apasionante proyecto nacional, conducido por los locales Fernando y Carlos Veronesi, se quedó sin financiación y se retiró antes de tiempo.

M.W. / J.B. / E.T.

* Agradecimientos: Ricardo Zeziola, Gabriel de Meurville y Centro de Innovación Catesby.
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
alejandromp71
Torino 380 WTC
Torino 380 WTC
Mensajes: 7849
Registrado: 22 Nov 2014, 06:30
Ubicación: - huerta grande. cordoba- argentina-
Contactar:

Re: El PLACER DE ESCUCHAR... el Ing Pronello nos cuenta como surgió la Liebre 1 y medio

Mensaje por alejandromp71 » 18 Nov 2023, 07:31

El Pronello Huayra Ford volvió a la Argentina
Es el sport prototipo nacional que fue elegido como auto favorito del Goodwood Festival of Speed. Nota, fotos y video.
https://ar.motor1.com/news/696466/prone ... argentina/

Tras un viaje en barco de casi dos meses y después de haber permanecido casi cuatro meses en Gran Bretaña, finalmente ayer volvió a la Argentina el Pronello Huayra Ford. Es el Sport Prototipo nacional creado por Heriberto Pronello y que fuera elegido como uno de los "nuevos favoritos" en el Goodwood Festival of Speed 2023.

A lo largo de su primer y extenso viaje al exterior, el Huayra fue homenajeado en la Embajada Argentina de Londres, estudiado en el túnel de viento de Catesby y ovacionado en el festival de autos clásicos y sport más grande del mundo.

"Quiero agradecer al despachante de aduana Juan Bartolomé y a toda la gente que me acompañó en este viaje con el Huayra por Inglaterra", dijo ayer Ricardo Zeziola, propietario del auto. Zeziola asistió en persona a la apertura del contenedor con el auto que encontró abandonado y restauró junto a su creador, Heriberto Pronello.

No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
Alejandro-----gr 80
alejandromp71@hotmail.com
ImagenImagenImagen
Responder